viernes, febrero 16, 2007

Un albañil borracho caza un tiburón de 1,3 metros con sus propias manos en Australia

Un albañil australiano ha cazado con sus propias manos un tiburón de 1,3 metros con la ayuda de las copas de más que se había tomado antes de salir de pesca con sus amigos.
El albañil, Philip Kerkhof, explicaba a la agencia de noticias australiana AAP, lo sucedido.
Cuenta que sin pensarlo se metió en el agua y persiguió al tiburón hasta que consiguió agarrarlo. Tras una pelea con el escualo logró subirlo al barco, ante la mirada atónita de sus compañeros de pesca.
El valiente cazador de 41 años se ha convertido en un héroe en su ciudad australiana de Louth Bay, al sur del país. Philip Kerkhof, que sólo sufrió un desgarro en los pantalones, asegura que no se había dado cuenta de la "idiotez" que había cometido hasta que se despertó al día siguiente, ya recuperado de su borrachera.
El albañil ha prometido celebrar la proeza con una comilona este próximo domingo. Quizá sirva de comida carne de tiburón.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal