viernes, septiembre 21, 2007

Arrastra un vehículo con la napia

NarizSalir en el Libro Récord de los Guinness se ha convertido en una auténtica obsesión para mucha gente payasa. Y desde luego las proezas alcanzadas son cada vez más chorras y surrealistas dignas de especialistas de Hollywood o de contorsionistas del Circo del Sol o de auténticos gilipollas sin más.
Wang Chuntai ha conseguido retar a la naturaleza, incluso ha demostrado que la anatomía humana tiene más funciones de lo que se puede pensar a primera vista.
Así, con un gancho perfectamente agarrado a los orificios de la nariz, este chino de aspecto rudo y posible seguidor de las viejas leyendas del heavy, ha logrado arrastrar un turismo en 10 segundos mientras se deslizaba, cual cangrejo, 10 metros hacia atrás. Si ya de por sí supone una gran hazaña movilizar un coche y, además hacer un tiempo olímpico, la victoria de Chuntai resulta aún más sorprendente puesto que dentro del automóvil se hallaban 4 personas.
El peculiar vencedor que ya ha registrado su heroicidad en Haikou (China), se ha tomado muy en serio la frase del líder de la revolución china, Mao Tse Tung, según el cual "vivir no consiste en respirar, sino en obrar". Con las mismas, ha hecho efectivo el lema del dirigente insurrecto y, seguramente, haya instado a la población china a poner a prueba su resistencia corporal.
Yo, personalmente, seguiré usando mi nariz como cajita de mocos y poco más.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal