lunes, agosto 13, 2007

Ezto qué é (4)

El explorador John Blashford-Snell ha tenido encuentros de varios tipos con vampiros y abejas furiosas, pero su último roce ha sido con un perro muy peculiar y es que ha hallado una extraña raza de canes andinos de dos narices en su reciente viaje a Bolivia. El director de la Sociedad de Exploración Científica dice que el animal con que se ha topado, de nombre Xingu, "no es demasiado guapo". (Pues no, la verdad es que no, para qué nos vamos a engañar. Es una puta mierda de can.)

Perro de dos naricesSegún explica, "esta raza podría utilizarse para detectar minas o drogas, ya que tienen un sentido del olfato potenciado". (Sí, y para oler mierdas a pares, no te jode.)

Blashford-Snell encontró por primera vez a un ejemplar de Tigre Andino de Dos Narices en su primer viaje a Bolivia, en el año 2005, cuando realizaba un reconocimiento del terreno que exploraría este año su expedición: la zona de Ojaki.

Descendientes de los Conquistadores -claro, ahora resulta que Cristóbal Colón, Pizarro y los suyos tenían dos napias. ¡Anda e iros a cagar! Lo que tenían eran dos cojones para ir rumbo a lo desconocido...- Xingu acababa de tener crías con una perra de una sola nariz. De los cachorros, dos nacieron con dos narices y otros dos con el número habitual..., pero los de dos narices murieron a los tres días de nacer. (Claro que sí, porque Dios es sabio y sabe que esa chorrada de perros antinaturales no pueden andar por la Tierra y en cuanto se entera porque algún ángel le pasa un informe va y se los cepilla en toda su misericordia. Normal.)

Un veterinario que acompañaba la expedición de Blashford-Snell revisó a Xingu para determinar si se trataba de un caso de paladar partido, pero no era el caso. "Existe la posibilidad de que estos perros provengan de una raza de dos narices conocida en España como Pachón Navarro, que eran perros de caza en tiempos de la Conquista", dice. "Creo que es muy posible que hayan sido introducidos en América del Sur y se hayan reproducido allí. Son buenos perros de caza", agrega.

El investigador añade que Xingu es "un pequeño sujeto bastante agresivo" de 40 centímetros de alto aficionado a las galletas saladas. Aparentemente, su mejor amigo es un cerdo salvaje llamado Gregorio. Con su inseparable camarada llevan la voz cantante del reino animal en Ojaki. -¡Joder!, vaya circo que tienen montado en Ojaki. Xingu y Gregorio los amos del cotarro.- "Otros perros le ladran a Xingu, porque perciben que es diferente. Aunque es el más pequeño, es él quien pone orden", afirma Blashford-Snell. "Es muy inteligente, y como se podrán imaginar, tiene un excelente sentido del olfato (-para oler sus propias mierdas y las de Gregorio a la vez-)". "El Ejército boliviano ha ido a tomar muestras de ADN de esta raza porque están interesados en ella. No es el único perro de dos narices, hay otros en la zona", explica. (¿Y con dos pollas no hay ninguno?... porque se empieza por la nariz y se acaba con un Godzilla destruyendo la ciudad.)

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal