lunes, julio 09, 2007

Aquí huele a muerto, señor policía

Los pies sudados de un inquilino poco higiénico provocaron en la noche del sábado de este pasado fin de semana la alarma de la policía alemana, que movilizó un operativo propio de un caso de asesinato.
El vecino, cuyo nombre no ha sido revelado, reside en la localidad de Kaiserslautern, en el oeste del país. Un portavoz policial informaba ayer domingo de que la alarma partió de una denuncia del casero de la presunta víctima, quien alertaba a las autoridades debido a que de la vivienda emanaba un profundo olor a cadáver descompuesto y su inquilino llevaba una semana sin vaciar el buzón.
Los agentes del orden consiguieron acceder a la vivienda con la ayuda de una llave maestra, pero se encontraron a la presunta víctima durmiendo plácidamente en su cama.
La policía ha explicado que el olor a cadáver descompuesto procedía de los pies del inquilino, que sufre de extrema sudoración, y de un montón de ropa sucia sin lavar, sobre todo de una acumulación de calcetines usados.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal