martes, diciembre 12, 2006

Munición que no contamina

Era uno de los pocos frentes que le faltaba por conquistar al ecologismo. Después del hogar, el transporte y la moda, el armamento reclama un puesto de honor en la lista de concienciados con el medio ambiente.
Lo anunció el diario Sunday Times hace unas semanas: la empresa británica BAE Systems, uno de los principales fabricantes mundiales de armas, está diseñando una nueva generación de munición verde. Esto es: balas y cohetes sin plomo, vehículos blindados con bajas emisiones de carbono, residuos explosivos que pueden transformarse en abono,...
La justificación de BAE Systems es que la artillería actual "puede dañar el medio ambiente y suponer un riesgo las personas", y el Ministerio de Defensa británico les respalda: "El concepto de munición verde no es un término contradictotrio. Cualquier sistema puede diseñarse para minimizar su impacto sobre el medio ambiente", señala.
La web sobre la Sostenibilidad del Ejército de EE.UU. también discute el posible empleo de aceite de soja como combustible de aviones, o de vehículos aéreos en miniatura accionados por hidrógeno. En España, sin embargo, no parece que idea tan estúpida haya cuajado. "El objetivo principal de un blindado no es, desde luego, contaminar menos", explica José Carlos Saenz de la Escosura, del Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial. Según él, la directiva europea es obligatoria sólo para vehículos civiles, aunque el Ministerio obliga a que el INTA homologue todos los vehículos destinados a defensa. "Y nosotros siempre nos regimos por las directivas europeas", aclara.
Los más contrarios son las asociaciones contra el tráfico de armas. "La persona está por encima de la ecología", opina Arcadi Oliveres, presidente de la ONG Justícia y Paz. "Aún suponiendo que fueran limpísimas, las armas no tendrían ninguna justificación", añade. Oliveres matiza que la de BAE no es la primera iniciativa freak en el campo del armamento. EE.UU. se lleva la palma en creatividad. Hace una década diseñó un tipo de armas que mataban a las persona mediante calor, pero sin afectar a los edificios. Construyen minas antipersona en forma de mariposa o flor, para atraer a los niños; y usan ametralladoras que, en lugar de balas, emanan un láser. No mata, pero dejan ciego. ¿El por qué de tanta "perversión"? "Los muertos no tienen ningún coste económico, los heridos sí", remata Oliveres.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal