lunes, mayo 05, 2008

Las pajillas en horario de oficina no están bien vistas en Japón

A un oficinista japonés lo han puesto de (las 3) patitas en la calle, tras la denuncia de varios compañeros suyos de trabajo que le pillaron sacándose el miembro en mitad de la oficina tras lo que comenzó a zarandeárselo compulsivamente mientras observaba mujeres despendoladas en la pantalla de su Mac.
"Inmediatamente despedimos al trabajador y le denunciamos. No se puede tolerar este tipo de comportamientos, es una falta de respeto para sus compañeros y una imagen obscena, fuera de lugar", explica el jefe.
Pero ahí no acaba la cosa. Para sorpresa de todos, al investigar sus cuentas de ordenador, han descubierto que el sujeto había visitado páginas porno más de 800 mil veces durante las horas de oficina en los últimos nueve meses.
No obstante, este tipo de pajas laborales son más comunes de lo que se cree. En los últimos meses varios trabajadores japoneses han sido despedidos por actitudes similares.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal