miércoles, noviembre 22, 2006

Convocado un orgasmo mundial en favor de la paz

La clásica excusa de "Mi amor, me duele la cabeza" sería muy inapropiada. Por lo menos el viernes 22 de diciembre, para cuando activistas estadounidenses han convocado una gran jornada universal de sexo.
Los veteranos activistas Donna Sheehan y Paul Reffell defienden la "paz a través del sexo" y convocan a un audible orgasmo mundial. "La idea es que los participantes concentren su pensamiento en la paz, durante y después del orgasmo", indican los organizadores en un comunicado divulgado en el sitio web del proyecto www.globalorgasm.org. Eso, explican Sheehan y Reffell, podría cambiar "el campo energético de la Tierra" y "reducir los peligrosos niveles actuales de agresión y violencia".
Además de la guerra en Irak, a los activistas les preocupa el incremento de la presencia naval en el Golfo, que temen podría ser un preámbulo a una guerra contra Irán. Combatir por la paz en medio de las sábanas, insisten, sería apropiado para "todos los hombres y mujeres" en el mundo, "pero especialmente en los países que tienen armas de destrucción masiva", indican Sheehan, de 76 años, y Reffell, de 55.
Dado que la participación -y por lo tanto el éxito- de la convocatoria serán difíciles de medir, los organizadores planean confiar una evaluación al Proyecto de Conciencia Global (Global Consciousness Project) de la Universidad de Princeton, que intenta observar cómo eventos globales como los atentados del 11 de setiembre de 2001 en Estados Unidos afectan la conciencia humana. Un incremento en los nacimientos a fines de agosto de 2007 podría ser también un indicador del éxito de la jornada.
Sheehan ya ha dejado su marca en el movimiento estadounidense contra la guerra como organizadora de Baring Witness, un grupo de mujeres que comenzaron a realizar manifestaciones desnudas, contra la guerra, incluso antes de la invasión estadounidense de Irak, en marzo de 2003. La activista cree que el mundo moderno sufre de un exceso de testosterona, lo que alimenta la agresividad y la violencia entre los hombres, y "el poder seductor de una voz femenina y calma" podría ayudar.
Cuando no organizan protestas poco ortodoxas, Sheehan y Reffell promueven lo que consideran un nuevo feminismo "sensual", argumentando que si las mujeres hacen sentirse cómodos a los hombres "hasta podrían abandonar la idea de ir a la guerra".
"¿Por qué el orgasmo?", escribe Sheehan en su blog al describir la convocatoria del 22 de diciembre. "Sabemos que ustedes necesitan más sexo muchachos, no menos. Así que aquí hay una oportunidad de practicar, practicar, practicar, a favor de la paz".
¿De la paz o de llamar la atención para vuestras gilipolleces sin fin?

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal