lunes, mayo 07, 2007

¡Aayyyyy, yo también quiero salir!

Spencer TunickAquí a la izquierda vemos al único panoli -de los miles de voluntarios que se reunieron este fin de semana para posar desnudos, por enésima vez, que ya aburre, para el fotógrafo estadounidense Spencer Tunick- que no consiguió que le dejaran entrar al evento. "Buaaaaaaaa, aayyyyy qué penita, buuaaaaaaaaa", manifestaba. Con todo, le dio por protestar desnudo, como no podía ser de otra manera -vestido hubiera llamado más la atención-, por no poder formar parte de la instalación del mencionado fotógrafo en el Zócalo de la Ciudad de México, que tiene unos 20.000 metros cuadrados de superficie, siendo una de las plazas más grandes del mundo.

Spencer Tunick

18.000 personas nada menos que se reunieron en la mencionada plazoleta, que yo creo que son los mismos de siempre que van cambiando de ciudad en ciudad para ver si así pillan cacho. La mayoría no deben haber visto una teta o un pene en su vida y éste es su modus operandi de llevarse algo a los ojos -sin tener que pagar, claro-.

Spencer Tunick

La sesión incluyó tres posiciones: de pie, acostados y fetal (con el culo en pompa, vamos). Se lavarán antes, supongo.
Vamos, el mismo rollo de siempre. Todos en bolas, cuatro flashes, y hala, hasta la próxima. Qué cansino. Qué sosería. Qué absurdo. Vaya chorrada. Ah, y el panoli: "¡Aayyyyy, yo también quiero salir!". (Tranquilo, chaval, no te preocupes, de aquí a unos meses: más de lo mismo. La oportunidad de poder enseñar tus pelotas a la cámara del Spencer.)

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal