miércoles, junio 13, 2007

Un ejército de mariquitas

El viejo lema antibélico de 'haz el amor y no la guerra' parece haber inspirado literalmente al ejército norteamericano, que llegó a gastarse hasta 7,5 millones de dólares en el desarrollo de un arma capaz de distraer la atención de los soldados enemigos hacia los atributos físicos de sus compañeros de armas.
Las fuerzas aéreas norteamericanas empezaron a trabajar en esta especie de "bomba gay" en el año 1994. El propósito era investigar el uso de agentes químicos en situaciones de conflicto bélico, como por ejemplo "potentes afrodisíacos" capaces de despertar "comportamientos homosexuales" entre los soldados enemigos.
Aunque la idea parezca una locura, este "arma del amor" venía descrita en un CD-Rom producido por el ejército norteamericano en el año 2000.
El Pentágono se ha limitado a afirmar que "el departamento de defensa está encargado de identificar, investigar y desarrollar armas no letales que ayuden a nuestras tropas", no negando en cualquier caso que la supuesta "bomba gay" fuera un proyecto real. Y como no podía ser menos, no se esperaba menos de ellos, la noticia ha provocado reacciones como la de Aaron Belkin, director del Centro Michael Palm -dedicado a defender los derechos de gays y lesbianas en el ejército norteamericano-, quien ha calificado la idea de "ridícula". Bueno, en esta ocasión lo cierto es que tiene bastante razón. Ridícula y absurda. Una chorrada, vamos. Por eso sale aquí.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal