martes, noviembre 13, 2007

Musulcar

La marca de coches malaya Proton ha anunciado sus planes de desarrollar el primer coche musulmán con todo lo que necesita un musulmán: desde una brújula que apunta a la Meca hasta un espacio dedicado a conservar una copia del Corán y otro para el turbante.
(La idea surgió durante una visita a Oriente Próximo de una delegación de políticos y empresarios de Malasia.)
Proton cree que ofrecer una gama de vehículos diseñados específicamente para los musulmanes de todo el mundo representa un enorme hueco en el mercado.
Jodeeeeeeeeeer. Un espacio exclusivo para colocar el turbante. Jodeeeeeeeeeer. Una brújula que apunta en dirección a la Meca. Jodeeeeeeeeeer. Otro espacio tan sólo para colocar el Corán. Jodeeeeeeeeeer. ¡Vaya ideas de mendrugo! Y seguro que le habrán subido el sueldo al ideador -o los ideadores- ante tal alarde neuronal. Es como el Cirque du Soleil pero en neuronas: "Ey, chicos, escuchad, tengo una idea que os vais a cagar patas abajo: ... ¡un coche para musulmanes!" ... "¡Hostias, tío, pero qué idea más cojonuda, cómo se nota que tú fuiste a Oxford y nosotros no salimos de la Universidad Pública, tú sí que sabes, joder!" ... "Y eso no es todo. Le vamos a colocar un sitio exclusivo para que puedan poner el turbante" ... "Hoooooossstias, pero eso es sublime, espérate que nos sentemos que tanto ingenio marea."
En fin, mientras no le coloquen un espacio exclusivo para explosivo y un botoncito para volatizarlo e inmolarse con él pues... (Joder, reconozco que esto último ha sido un golpe bajo con mucha mala baba y los 40 ladrones. Me voy a condenar. Lo siento. Un topicismo sin gracia divina. Alá me perdone.) Hala, hasta la siguiente chorrada: ¿Papamóviles a escala industrial? Adiós.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal