domingo, febrero 20, 2011

La última vanguardia

ADVERTENCIA: En la siguiente entrada, ante tanto arte, tanta propuesta y tanta creatividad sin límite se corre serio riesgo de que los plomos de nuestra cabeza se fundan. Aunque estoy seguro que, repuesto/a tras la primera impresión, sabrás sumergirte en el profundo mensaje de estas obras de unos seres humanos (de la Tierra) que aseguran ser artistas.

Bicicleta pintada de blanco sobre caja de fruta

Bicicleta pintada de blanco sobre caja de fruta. Nótese el sutil equilibrio del biciclo, su etérea fragilidad. El arte de lo cotidiano.

Amasijo raro de arte

Un amasijo raro, amorfo e indescriptible con mucho arte de material desconocido. La imagen no le hace justicia: ¡in situ es bastante más espantosamente artístico!

Aquello de que el arte no tiene precio está obsoleto y no es nada contemporáneo ni vanguardista. Así, por esta obra le meten a uno un clavo de ¡24.000 euros! a nuestro bolsillo (aguja incluida, eso sí, que aquí timos pocos), por lo que...

...mejor hacerse con esta otra: un martillo triple cromado con mango de madera, para algunos no tan elaborada como la anterior pero sí mucho más económica: solamente 12.000 euros.

No, no es una broma, qué cosas tienes: es una obra. Sacas de correo hechas en nylon apoyadas en una pared. Para llevarse el concepto a casa (¡joder!, por si no te has dado cuenta están apoyadas en la pared) hay que pagar 10.000 euros y el concepto es todo tuyo. Aunque casi que le pidas al cartero de tu barrio que te haga una de estas obras que seguro te resulta más barata aunque no lleve tanto mensaje.

Ferralla

Originalísima ferralla de techo adornada con cuerdas y cintas de vete a saber qué. ¡Pero qué incorrectos y rebeldes que son estos creadores contemporáneos! Previo pago de 7.200 euros se puede hacer, por poner un ejemplo: un inolvidable regalo a la suegra que simbolice los sentimientos contrapuestos que despierta dentro de uno su figura. O... que cada uno deje volar aquí sus sensaciones ante la vanguardia. (Por cierto, igual creéis que los creadores de estas obras aquí expuestas son unos pobres desgraciados que no tienen donde caerse muertos, pero estáis muy equivocaditos. Sin más, el autor de esta última se llama Michael Kienzer y es muy conocido, y no precisamente en su casa a las horas de comer, que siempre está exponiendo. El hombre exhibe por medio mundo y algunas ciudades se rifan sus mierdas, ¡ay!, perdón, sus vanguardias.)

Pudiera parecer los restos del montaje de algún stand olvidados por los obreros de esta variada galería a la que hoy asistimos, pero no: es la sublime e intelectual obra de arte de un austriaco llamado Michael Kienzer (sí sí, el mismo de la de arriba, y al que las musas desbordan). Se titula 'Holz, glas, aluminium' ("Madera, cristal, aluminio") y no sé bien lo que representa (¿nada?), pero sí lo que cuesta: 30.000 eurazos.

Marco

Marco de hierro con nada dentro (que viendo lo visto, casi se agradece). Además, este tipo de concepto tan rompedor nos ofrece la ventaja de que luego en casa uno puede poner el cuadro que le salga los huevos dentro. Al autor posiblemente no le agrade que nos carguemos su obra, pero al igual que ellos hay que arriesgarse, el arte es así: riesgo puro. Y es que...

Bufandas

...hasta cualquier aficionado al fútbol que no tenga más que un centrochut en el cerebro a buen seguro lleva un artista en el alma y está perdiendo con tanto partidito la oportunidad de hacer negocio, digo, arte; y si no que se lo pregunten al autor de esta propuesta artístico-futbolera elaborada a base de bufandas de diferentes equipos. Aunque las sinapsis regateen a nuestras neuronas se puede alcanzar la primera división de los grandes artistas sin mucho esfuerzo y sin entrenamiento. Como la mayoría de crack brasileño, vamos. Una fiesta de la inspiración tras otra. Y a ver quién nos acusa entonces de no bogar por la cultura.

Finalmente (hay mucho más pero mis sentidos están al límite), si tienes un Land Rover en el pueblo o por ahí medio destartalado hay un artista que estaría dispuesto a comprártelo a trozos para hacer cuadros tan vanguardistas como el presente. Se titula 'All Gold' y vale la friolera de 28.000 euros, vamos, lo que el Land Rover recién salido del concesionario.

Yo, acabo de llamar a un desguace para que me envíe una remesa de despojos antes de meterlos en el compactador. Estoy por meterme en este mundillo. No sé si es que tengo el ego y la inspiración muy subidas pero ante el panorama creo que un par de mierdas de éstas por día me salen (o igual es que yo también tengo la cara muy dura)... ... ... Próximamente os subo unas imágenes al blog para que veáis los enfoques de mi arte y hagáis vuestras ofertas (paypal excluido; en cheque, transferencia o en metálico).

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal