viernes, noviembre 28, 2008

Para protestar...

... ¡¡ NO HAY QUE DESNUDARSE !!
La protesta y el desnudo no deben ser directamente proporcionales.
¿Comprenderá el género humano alguna vez que para reivindicar algo no es necesario desprenderse de las prendas de abrigo?
¿Entenderemos que la desnudez no convierte en más dignas nuestras demandas?
Yo vengo protestando desde que era un enano mocoso y me enviaban en la escuela a ver al director y no estando para nada de acuerdo no me presentaba (ni siquiera lo barajé) en su despacho en pelota picada mostrando mis huevecillos en ciernes; ni hoy día me persono ante mi jefe en el trabajo exhibiendo mis hermosos cataplines rodeados ya de bellos pelos cuando quiero, ni siquiera, un aumento de sueldo... Es más, dudo que si exhibiese mi polla y complementos delante del mandamás me concediera mucho más que un despido (y no porque no tenga un falo digno y coqueto, sino porque es una chorrada que nos denigra poniendo al descubierto no nuestro cuerpo, que también, sino nuestra miseria vital)... Convenzamos con la palabra, seduzcamos con argumentos,... Sin embargo:

Protesta

Mujeres y ex mineros semidesnudos reclamando a las puertas de las oficinas de la Corporación Minera de Bolivia, exigiendo al gobierno del presidente Evo Morales indemnizaciones laborales.
(Bueno, quizás en este caso la chorrada esté bien justificada. Pero es que estas mujeres más que a la desnudez han recurrido al TERROR con mayúsculas, han sembrado el pánico extremo para alcanzar el éxito en sus exigencias.)

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal