jueves, noviembre 20, 2008

Muere atragantado en un concurso de comer pasteles

Un joven indio de 22 años ha fallecido atragantado durante un concurso en el que los participantes tenían que comer la mayor cantidad de pasteles posible. Sus padres han denunciado la ausencia de personal médico en el certamen: "Este tipo de concursos no deberían ser celebrados. Si el concurso tiene lugar, al menos debería celebrarse bajo la estricta supervisión de expertos médicos para que la historia no se repita".
El joven Sorab, que no era un tontaina -al menos académico- como se puede presuponer por participar en una chuminada de este tipo, sino ingeniero de la compañía de teléfonos móviles Nokia Siemens Networks, moría cuando participaba en el concurso por ver quién comía más dulces en una cantina de la localidad de Gurgaon, próxima a Nueva Delhi. Mientras, la policía ha anunciado que esperará a recibir los resultados de la autopsia practicada al cadáver para decidir si se emprenden acciones contra el establecimiento.
El jefe médico del Hospital Civil de Gurgaon en el que el muchacho fue tratado asegura que la muerte se debió a una obturación de la tráquea: "Sorab probablemente comió una gran porción de pastel durante el concurso. Hemos enviado muestras de vísceras al laboratorio para determinar si consumió alguna sustancia tóxica o venenosa".

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal