lunes, octubre 06, 2008

La "mofeta", la nueva bomba israelí de apestación masiva

Israel ha encontrado un arma nueva (dicen que eficaz y agresiva aunque parece una mala broma) que la desvinculará para siempre de esa imagen de abuso de la fuerza que parece le atenaza y le sonroja a la hora de llevar a cabo detenciones en Cisjordania.
La nueva gilipollez militar se llama 'Skunk' ("mofeta", en inglés) y desprende el peor olor conocido hasta el momento, una mezcla de carne podrida y calcetines sucios combinada con el hedor de una cloaca que se dispararía como una bomba (fétida, en este caso) por medio de un cañón de agua.
La composición de la "fragancia", imposible de quitar ni con el mejor de los jabones durante días, es completamente orgánica, y no artificial. Incluso se puede beber. Se trata, sin más, de una composición de levadura en polvo y otros ingredientes "secretos" que la policía israelí espera poder comercializar y venderlo a otras fuerzas policiales en el mundo.
Mientras cargan sus fusiles, pistolas, bazokas y lanzaderas de misiles, AlQaeda, Hamas y toda esa patulea terrorista se frota las manos en la frontera y se ríen de su enemigo mientras bromean y se burlan tirándose unos pedos en nombre de Alá. ("Aquí huele a muerto (israelí)", vaticinan.)

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal