martes, agosto 18, 2009

El niño pensante y la verdad de Jackie

Niño pensanteLa escultura "Niño pensante" de Dou Fu Kun que a parte de ser una idea mala copia del original ('El pensador' de Auguste Rodin) vemos que los acabados del niñato son dantescamente chorras (se recomienda no hacer clic sobre la imagen y agrandarla todavía más para no asustarse en demasía y mantener de esta manera cierta calma en la lectura).
Forma parte de la instalación artística 'Espina dorsal', expuesta en el exterior de un centro comercial de Pekín (China) porque claro, semejante cosa no podía ir, no ya a un museo, sino a una exposición en una pequeña galería siquiera, que algunos todavía tienen decencia en el país amarillo.
Lo peor de todo es que tras décadas de opresión cultural, los artistas chinos disfrutan cada vez más de libertad creativa y eso nos tiene acojonados a todos. Al final va a ser verdad aquello que no hace mucho dijo el famoso actor chino de artes marciales Jackie Chan al mundo de que "tener mucha libertad puede conducir al caos. (...) Si no somos controlados, haremos lo que se nos antoje." Dios, qué miedo. Ahora entiendo tus palabras, Jackie, ahora las entiendo. Seguro que haces la compra en ese centro comercial y tú también viste al niño pensante y, obviamente, pensaste. Y yo que creía que tanto golpe te había enchorrado...
(del verbo enchorrar: Dícese de la acción que realiza aquel tonto o necio en lo que dice o hace. Enchorrado: Charca de chorrez acumulada a causa de... y en un lugar en concreto. -De ahí también una de las acepciones de Chorrear: Caer una chorrada de algún sitio formando chorro o ser algo tan chorras que irremediablemente escurre parte de su chorrez.-)
...el cerebro. Perdóname, Jackie.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal