viernes, marzo 12, 2010

Alguna clase de milagro

TobyCajero de profesión y de 22 años, Toby explica que se quedó dormido mientras cocinaba algo de bacon, olvidándose apagar el fuego y dejando freír pan en la sartén. Cuando se despertó de su pequeña siesta -tal como si una llamada divina hubiese hecho sonar un celestial despertador-, para su sorpresa encontró la imagen ¡de la cara de Jesús en la sartén requemada!
Con grandes ojos, nariz y su distintiva barba, la cara de Cristo mira directamente desde el fondo de la sartén. (No hay duda, es Él.)

Cristo Requemado

"Es alguna clase de milagro. Si no hubiera sido por el humo del bacon quemándose sobre el pan podría haber sucedido algo malo. Quizás hay alguien cuidándome”. (Sin duda, lo hay. El cerebro quizás no, pero el resto de tu cuerpo... lo hay, lo hay.)
Toby jura que ha sido intervención divina que su casa no se quemara (sin duda, ha sido) y promete no fregar el pan de la sartén y dejarlo como un recuerdo para las generaciones venideras en lo que ya se conoce como 'el milagro del bacon', que en el santo ranking de los milagros culinarios habría que colocar tan solo detrás de 'el de los peces y los panes'.
Peregrinos, fieles y hambrientos de fe de todo el planeta ya contratan autocares y todo tipo de transporte para desplazarse al nuevo lugar santo: la cocina de este muchacho... y ver así in situ al Cristo Requemado. Lourdes, Fátima... tiemblan.

3 comentarios:

Blogger noveldaytantos ha dicho...

En mi pueblo el quemado de la sartén lo raspan y se lo comen pero fijo.

4:01 p. m.  
Blogger Dante ha dicho...

Pues menos mal que este tio estaba cocinando porque si llega a estar cagando a ver como se lo monta para enseñar su obra.

11:01 p. m.  
Anonymous ojal-a ha dicho...

Que tiemblen Lourdes y Fátima, este chaval con la ayuda de Arguiñano puede crear el próximo Disneyworld de la fé

9:04 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal