lunes, enero 18, 2010

Permiten por ley a los estudiantes copiar en los exámenes (en el país de la risa -o el país de los tontos-)

El país de Z es el país de la risa, de eso no cabe ya la menor duda... A partir de ahora los alumnos universitarios que estudien en Sevilla -me supongo que ya conocedores de cómo hacerse una maríamanuela perfecta- tienen reconocido por ley el derecho a copiar en los exámenes y a no ser expulsados ipso facto con suspenso asegurado como es lo normal en cualquier país mínimamente civilizado que quiera que sus futuras generaciones estén también mínimamente formadas.
Así, si el profesor de turno coge a un alumno copiando, deberá dejarle acabar la prueba y lo más gracioso: elevar un informe a una comisión compuesta por ¡tres profesores y tres estudiantes!, comisión que será la que decida finalmente ¡¡¡si el alumno estaba o no copiando en el examen!!! (Toma ya. Ahorrando tiempo.)
De este manera, pues, aparece en la vida estudiantil la pomposa 'Normativa reguladora de la evaluación y calificación de las asignaturas', que fue aprobada por el Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía presidido por el socialista José Antonio Griñán en su sesión del pasado 29 de septiembre de 2009.
La norma reza lo siguiente:
"Artículo 20. Incidencias en los exámenes.
1.Los profesores encargados de la vigilancia comunicarán a la Comisión de Docencia del Departamento, en los términos establecidos en la disposición adicional segunda, cualquier incidencia ocurrida en el transcurso de un examen.
2.Sin perjuicio de las actuaciones o resoluciones posteriores que procedan, los estudiantes involucrados en las incidencias podrán completar el examen en su totalidad salvo en el caso de conductas que interfieran con el normal desarrollo del examen por parte de los demás estudiantes, en cuyo caso se procederá a la expulsión de los estudiantes involucrados de la dependencia donde el examen se lleva a cabo.
3.Los profesores encargados de la vigilancia del examen podrán retener, sin destruirlo, cualquier objeto material involucrado en una incidencia, dejando al estudiante afectado constancia documental de este hecho, y deberán trasladarlo a la Comisión de Docencia del Departamento junto con el escrito mencionado en el apartado 1."
¿Y cómo se incauta el profesor de los medios de copia, si el alumno lleva notas escritas en la palma de la mano? No sé, ¿estará permitido cortarle la extremidad? Si es la derecha, a buen seguro. ¿Y si hace uso de un teléfono móvil -o similar- que puede transmitir el examen?, aunque se supone que cuando lo incautas deja de hacerlo, ¿será entonces prueba suficiente para ese comité experto de profesores y alumnos (¿amigotes?)?. Y cuando habla un alumno con el compañero, ¿cuál es la prueba de la copia que debe presentar el vigilante del examen? ¿Guardarán en el cajón al compañero? El alumno podría simplemente decir que estaba preguntando qué hora es o cuánto falta para acabar el examen o si al acabar nos hacemos unas pajillas, pero sin mariconadas.
La ocurrencia de esta Junta tomada en una sesión muy pero que muy seria, a parte de ser una barbaridad, simplemente por aceptar la permisividad hacia los alumnos que copian y mostrar una relajación de los controles encaminada a favorecer los aprobados generales, viene acompañada de otras ocurrencias donde abundan los derechos para los alumnos y los deberes para los profesores. Así, otras de las conquistas o derechos que se reconocen a los alumnos es aquella que los exime de tener que asistir a las clases. Si bien hasta ahora cada profesor ponderaba este aspecto según su criterio, ahora le viene impuesto cuando en el artículo 6.3 se recoge: "La asistencia a las clases teóricas podrá puntuar de manera positiva en la ponderación de la calificación final, aunque no podrá exigirse como requisito ineludible para superar la asignatura. Las faltas de asistencia a las clases teóricas no podrán puntuar negativamente en la ponderación de la calificación final". O sea, todos al bar, que ya copiaremos en el examen final -y sin haberlo deseado me ha salido un pareado-.
Pues nada, qué vivan los tontos en el país de la risa...

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal