martes, enero 05, 2010

Os voy a matar a todos

Un ladrón amenazó con volar un restaurante con los explosivos que llevaba atados al cuerpo pero en realidad ¡eran salchichas!

Bomba salchichera

El hombre, de 23 años, comió su almuerzo en un restaurante de Benxi, China, antes de tomar como rehén a la hija del dueño. Le puso un cuchillo en el cuello y le exigió al propietario todo el efectivo de la caja. No obstante, entre el dueño del local y otros parroquianos lograron reducir al atacante. Entonces, cuando la policía llegó al lugar de los hechos, el hombre enseñó su cinturón de explosivos. La policía logró inmovilizarlo y alertar de inmediato al escuadrón anti-bombas.
Cuando los expertos llegaron se echaron a reír como locos porque se dieron cuenta enseguida que los explosivos no eran más que unas simples salchichas.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal