domingo, noviembre 22, 2009

Las chorradas de Mariah (2)

Uno de los centros comerciales de la cadena australiana Westfield, en Londres, Reino Unido, ha querido contar con la colaboración de la extravagante Mariah Carey para el encendido de las luces navideñas, que también son ganas porque la chica es tonta a más no poder.
La artista accedió a participar en el acto si se cumplían una serie de requisitos. El primero consistía en verse rodeada para la ocasión de veinte gatitos blancos y de cien palomas del mismo color que se soltarían al vuelo; dicha petición le fue denegada, alegando las autoridades "razones de salud y seguridad". A pesar de que la cantante tuvo que conformarse con esto, sí se le han concedido otros caprichos. A saber: pidió ochenta agentes de seguridad (además de otros quince miembros de su propio equipo), que sí ha tenido. Además, también ha contado con una alfombra rosa (pedida así expresamente por ella) para llegar hasta el escenario donde presentaría el encendido, y confeti rosa en forma de mariposas. (¿A que dan ganas de hostiar a alguien!)
Carey también ha exigido llegar al centro en un Rolls-Royce, pero no cualquier modelo, ya que rechazó seis coches hasta dar con el que quería. Y por si todo esto no fuese suficiente para mandarla a tomar por culo, el día del encendido de luces la cantante aparecía una hora tarde, haciendo esperar a los miles de fans que se congregaron en el centro para verla. Cosa que por otra parte está bien porque ¿quién es más tonto, la tonta o el que sigue a la tonta?

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal