martes, marzo 17, 2009

Entomo, el hombre insecto

EntomoPara la inmensa mayoría de los napolitanos no es más que un gilipollas más, pero para algunos conciudadanos es alguien realmente digno de admiración. Este joven italiano de 31 años, enmascarado y vestido de licra gris verdosa morada y negra, una máscara y sigma mayúscula en el pecho, asegura que patrulla las noches de Nápoles, una ciudad del sur de Italia "que se ha vuelto loca", para luchar contra el crimen y evitar algunos de los muchos delitos que se suceden a diario.
Entomo, el hombre insecto, -que así se llama-, es capaz de captar rasgos psicológicos en las personas, habilidad parasubnormal que le permite leer los pensamientos, y asegura que "no sustituyo a la ley, no soy un vigilante. Patrullo y evito los pequeños crímenes que puedo parar. Si no, denuncio a la Policía de forma anónima". (Aquí al menos recobra la cordura y se comporta como alguien verdaderamente admirable): También coloca carteles pidiendo ayuda acerca de casos no resueltos, busca a desaparecidos, promueve la concienciación medioambiental, dona sangre y ayuda a los necesitados dándoles agua, comida y mantas. (Lo que pasa es que eso de ponerse los calzoncillos por encima del pantalón y un tanga de leopardo en la cabeza como que lo desprestigia un poquito.) "No encarcelo a nadie. Durante el día investigo. Por la noche patrullo los lugares que previamente he estudiado. Es un trabajo sistemático. Cuido de la gente y los lugares. Hago lo que puedo para salvar el mundo o, al menos para salvar mi mundo, la ciudad en la que resido".
Lo cierto es que, payaso o no, este peculiar superhéroe se ha convertido en un fenómeno de masas en Nápoles. Para defender a sus vecinos utiliza una técnica muy singular, el 'Krav Maga', que según cuenta, desarma a su enemigo sin herirlo.
Entomo se define como un superhéroe "anarquista", ya que dice "combatir el individualismo que se come al prójimo, combato a las personas que hacen el mal a pesar de poder evitarlo. Combato el consumismo y promuevo el ecologismo y el activismo". Sin embargo, la Policía de Nápoles no está tan contenta como algunos de sus ciudadanos. Admiten que la gente no hace más que preguntarle por Entomo aunque no lo han visto. "No sé si será una broma de mal gusto. Siempre que se nombra esta ciudad es para hablar mal de ella. Esto es lo que nos faltaba, un payaso suelto", subraya un portavoz policial.
(Esperemos que la Camorra no lo destroce a tiros o lo pisotee cual quebradizo insecto.)

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal